BODY CELEBRATION, Ibiza.

BODY CELEBRATION
Danza Oriental
Sábado 08 de febrero, de 17h a 20h
En Can Planeta, c/ Balears 5, Ibiza.

foto: Candela Muschetto

Un cuerpo que se re-descubre y se re-conoce es un cuerpo en el que celebrar la vida.
Conectando de forma intensa y profunda con la pelvis y la cadera, despertando así la columna vertebral y las extremidades.
De la fluidez a la intensidad, de la lentitud a la velocidad.
Celebrando nuestros cuerpos, naturalmente y de forma auténtica.

Evento de facebook: https://www.facebook.com/events/2387441444919713/

taller: 38€
(-10% para los socios de Can Planeta en los talleres de noviembre)

Todos los niveles son bienvenidos.
Sólo necesitas curiosidad por el cuerpo y por el movimiento.

Plazas limitadas
Información e inscripciones: cristinamanri@gmail.com / +34 606007932

………………………….

Este taller forma parte del trabajo que propongo para conectar con el cuerpo danzante desde distintas perspectivas bajo el mismo método de trabajo (Duende Network & Coreosofía) y así ir puliendo poco a poco todas las caras de nuestro propio diamante. Podemos ir conociendo cada vez más y mejor nuestro cuerpo y la danza que en él se crea, y esculpirla a fondo, poniendo el foco en distintos puntos y aplicando una misma manera de hacer.

Esa manera de hacer necesita libertad, la libertad como parte fundamental del método de trabajo. Pero, para que la libertad sea tan vasta como el cielo, necesita de una cierta estructura que nos permita sostenerla, una tierra desde la que contemplarla.

¿Cómo ser libre mientras bailamos? Gran tema… De hecho la pregunta apunta hacia ¿cómo ser libre mientras vivimos? Porque la vida es una gran danza, se mueve y cambia todo el tiempo. Si pudiéramos ir acercándonos a cómo se vive en nuestro cuerpo, nuestro instrumento de creación, y como él se mueve en el mundo, estaríamos cada vez más cerca de una danza de vida, más auténtica y más libre.

Todos somos sensibles al movimiento, nuestro cuerpo es nuestra más grande herramienta de relación. Todo el mundo puede bailar, que no es lo mismo que decir que todo el mundo sea un gran bailarín, pero sí que todos los cuerpos pueden abrirse a sentir el movimiento y a ir poniéndose a punto, afinándose y armonizándose. Y uno empieza a darse cuenta de que ya no es solamente un cuerpo que se mueve en un espacio durante un tiempo, si no algo que va más allá de esas tres nociones.

Y ese «algo» es hacia dónde ir.

Ese «algo» que mueve, se mueve y conmueve.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *